¡Hola! Soy María, logopeda de profesión y por vocación, asturiana de nacimiento y leonesa de acogida.

Siempre cuento que tanto la logopedia como el autismo me encontraron a mi y no yo a ellos. Acabé siendo logopeda por unos nódulos en mis cuerdos vocales y ¡ya ves!: me dedico a dar “voz” a personas con dificultades en la comunicación.

Cuando estaba terminando la carrera en la universidad, vinieron a darnos unas
jornadas sobre autismo y me quedé maravillada. No sabría decirte qué fue
exactamente pero mi corazón latió un poco más fuerte ese día.

Creo firmemente que al final todas las piezas encajan y así ha sido con mi
crecimiento personal y profesional. Considero que nunca dejaré de aprender y crecer porque “el día que crea saberlo todo, ese día fracasaré”.

Mi proyecto personal y profesional “Tu logopeda y más” tiene una filosofía clara: “hacer llegar la comunicación a todas las personas para que su calidad de vida sea mejor cada día”.

Combino la atención directa en mi centro con el acompañamiento en entornos
naturales así como mi faceta de formadora y mentora a través de diferentes canales para crear una suerte de “Efecto mariposa” aportando mi pequeño granito de arena.

Porque como me gusta decir citando a Eduardo Galeano: “gente pequeña en
lugares pequeños haciendo cosas pequeñas, puede cambiar el mundo”. Me encontrarás ayudando y acompañando para que las personas puedan florecer a todos los niveles.

Si eres profesional te apoyo y guio para capacitarte partiendo de mi experiencia y tus puntos fuertes. Si eres familia te acompaño y escucho porque este camino no es fácil pero siempre puedes recalcular la ruta.
Si eres un campeón o campeona con dificultades para comunicarte te daré
herramientas para que tu calidad de vida sea la mejor posible y que nadie te ponga un techo.

Me encanta mi trabajo y mi ”ikagai” es ayudar a los demás. ¿Qué profesión puede haber mejor que la logopedia para eso?

Creo firmemente en el poder y la magia de la comunicación a través de las
diferentes herramientas de las que disponemos. Creo que un porcentaje altísimo de las conductas problemáticas responden a fallos en la comunicación.

Logopeda: ¿el de los pies de los niños?

Creo en tener:

– “gafas de detective”: para detectar “la magia de la comunicación” más allá del
habla.
– “bolsa de semillas”: para plantar y regar, mostrando cómo cuidarlas y que
florezcan oportunidades de calidad de vida.
– “corazón de logopeda”: para vivir y sentir la profesión más allá de los
“estándares”.

Gracias a mis campeones y campeonas, a mis alumnos, a mis familias, a mi comunidad en Instagram… por creer en mí y enseñarme tantas cosas.

“La logopedia es OIR una lágrima, ARTICULAR una emoción, VOCALIZAR un deseo, LEER el alma, ESCRIBRIR una sonrisa. En fin, ayudar a EXPRESAR lo que el hombre tiene de humano.” (Mara Behlau)

 

María Bárzana Prieto

Logopeda